Kanban: puntos clave que deberías saber (Sistema Kanban, Herramientas Lean, Filosofía Lean)

Algunos piensan que un Kanban es un lugar donde siempre se tiene disponible material, pero obviamente esto no es así!. Un Sistema Kanban es un sistema visual de reabastecimiento utilizado en la Filosofía Lean como parte de su “pull system” o sistema de “estirar o jalar” la producción. Se puede aplicar tanto al material que se surte a la linea, al producto terminado que se envía al cliente, como también a la producción (producto en proceso). Normalmente los Kanban utilizan tarjetas para su manejo, pero pueden usar cualquier otro tipo de señal visual. Se trata sin duda de una de las mas importantes Herramientas Lean.

Un Kanban debe responder a tres preguntas básicas: ¿Cuando? ¿Que? y ¿Cuánto?. Por ejemplo un Kanban de material debe indicar cuando surtir material, que material surtir (numero de parte) y cuanto material entregar. Si se trata de un Kanban de producción debe indicarnos Cuando empezar a producir, cual producto procesar (Que) y en qué cantidad (Cuanto). Un sistema que no responde a estas tres preguntas no puede considerarse un Kanban.

Un sistema Kanban puede considerar diferentes aspectos como lo son: la demanda promedio, la variación de la demanda, los inventarios de seguridad, buffers, el tiempo de entrega, y algunos mas, los cuales utiliza para establecer sus cálculos. Un Kanban debe ser revisado periódicamente y mejorado continuamente. Recordemos que la demanda cambia así como también cambian otros  de los factores.

Hay Kanban de ciclo constante y Kanban de cantidad constante. En el primero, el ciclo siempre es el mismo pero la cantidad a producir (o a entregar) varía. En el segundo caso, la cantidad siempre es la misma pero los ciclos son los que varían.

No se debe confundir un Supermercado con un Kanban. Un Supermercado es simplemente un lugar físico donde se mantiene inventario. A menudo los Supermercados son administrados con un sistema Kanban, pero no siempre sucede así.

Los Kanban de producción normalmente se utilizan para administrar el proceso marcapasos (pacemaker) y sus procesos anteriores al marcapasos. El proceso marcapasos es normalmente aquel proceso cuello de botella que marca el ritmo y limita la producción de toda la línea. La teoría de restricciones de lean manufacturing nos enseña que nunca debemos permitir que el proceso cuello de botella se quede sin trabajar por falta de producto en proceso, es aquí donde resulta muy útil contar con un Supermercado administrado por un sistema Kanban.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *