Mentalidad de riqueza y mentalidad de pobreza (educación financiera, finanzas personales)

La estructura mental y emocional en la cual nos desenvolvemos es la que va a determinar si vamos a tener abundancia o escases en el area de nuestras finanzas personales y en todas las áreas de nuestra vida.

Después de escuchar una serie de conferencias de la Dra. Ana Méndez escribí una serie de puntos clave que están revolucionando mi forma de pensar y mi educación financiera. A continuación te los comparto:

La gente atrae aquello que cree de sí misma. La pobreza es una estructura interna que no nos permite creer en la grandeza que ha sido puesta dentro de nosotros. La mentalidad de riqueza tiene que ver con una estructura interna de grandeza. Un corazón con grandeza es dadivoso, generoso, solucionador de problemas, de proyectos grandes. La gente rica cree en su valor y en su capacidad de entregarlo a otros. La gente con mentalidad de pobreza siempre piensa en pequeño porque tiene miedo al fracaso y porque se siente pequeña ante los problemas

Ser verdaderamente rico es algo que se porta por dentro. La riqueza es una mentalidad, una identidad, una estructura interna. Hay gente de gran riqueza que vive austeramente, mas no importa si tiene algunos periodos de escases, porque su mentalidad de grandeza siempre tiende a salir de los problemas, es como un corcho que por más que lo sumerges siempre sale a la superficie

La persona con mentalidad de riqueza es optimista, llena de fe, siempre ve posibilidades, es analítica, planea bien las cosas, es responsable, cumple lo que promete, es prudente, es entendida, es diligente, hace las cosas con excelencia y se centra en ayudar a los demás, sabe administrar y multiplicar todo lo que cae en sus manos y busca ser la solución para muchas otras personas, es dadivosa y repartidora

La persona con mentalidad de pobreza es negativa, temerosa, llena de miedos, siempre ve obstáculos, toma decisiones apresuradamente basadas en su miedo o en su codicia, no lleva un planeamiento, no sabe administrar lo que tiene, es imprudente, irresponsable, no cumple sus promesas, hace las cosas con ligereza y baja calidad, y está centrada solo en sí misma y en sus propias necesidades, es acumuladora y retenedora

La gente con mentalidad de pobreza tiene como meta solamente tener lo suficiente para pagar sus cuentas y estar cómoda económicamente. La gente con mentalidad de riqueza anhela tener abundancia para ayudar a muchos y siempre piensa en ayudar a cantidades cada vez más grandes de personas, a miles incluso a millones. Cuanta más gente ayuda, más rica se vuelve

Tenemos que convertirnos en observadores de nosotros mismos, poniendo atención cada uno de nuestros pensamientos, emociones, actitudes, miedos, decisiones y todo lo demás que forme parte de nuestras estructuras mentales y emocionales. Tenemos que ir ejerciendo cada día nuestra voluntad para derribar nuestras estructuras de pobreza e ir edificando dentro de nosotros una estructura de riqueza, de grandeza y de abundancia

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *