Las 4 actitudes que te llevarán a la ruina financiera (educación financiera, finanzas personales)

En su libro “Diez leyes irrefutables para la destrucción y la restauración financiera” el doctor Andrés Panasiuk nos habla de 4 actitudes que nos pueden llevar directo a la ruina financiera, éstas son clave para nuestra educación financiera y nuestras finanzas personales:

 

El corazón infeliz

  • Cada uno de nosotros debe aprender a ser feliz en el lugar económico en que la vida lo ha colocado
  • Quien tú eres NO depende del carro que tengas, de la casa donde vivas o del alto precio de tu ropa
  • Si tu identidad está en las cosas, te va a resultar muy difícil separarte de ellas cuando lleguen tiempos difíciles. ¿Estás apegado emocionalmente a alguna propiedad material? Debes mirarte a ti mismo como el administrador de los bienes que tienes y no como el dueño
  • La felicidad no tiene nada que ver con la cantidad de bienes materiales que posees ni aumenta con el incremento de tu status económico. La felicidad es una decisión personal
  • Debemos concentrarnos en las cosas que trascienden, como por ejemplo servir y enriquecer la vida de nuestro cónyuge, amar y enseñar a nuestros hijos, preocuparnos por la vida de otras personas, desarrollar nuestra vida personal y profundizar nuestra vida espiritual
  • Estar contento con lo que hoy tienes NO tiene nada que ver con ser conformista. El conformista se acomoda a su miseria y se da por vencido frente a la primer señal de oposición frente a una crisis
  • Debemos aprender a encontrar la felicidad en cada etapa económica de la vida. Cuando tenemos poco y cuando tenemos mucho, en la abundancia y en la necesidad.

 

El alma impaciente

  • El rey Salomón dijo que todo aquel que se apresura alocadamente, ciertamente termina en la pobreza
  • Debemos cultivar una perspectiva de largo plazo. No mirar solamente lo que es conveniente en el presente sino en el resto de tu vida e incluso lo que es conveniente para tus hijos y los hijos de tus hijos
  • No siempre las ganancias rápidas son lo mejor. La mejor manera de llegar a la abundancia es a través de la acumulación de pequeñas cantidades en forma constante a lo largo del tiempo
  • Debes comenzar a ahorrar de forma regular una pequeña cantidad de dinero cada vez que tengas un ingreso. Con el correr de los años esa cantidad se hará importante y te servirá mucho
  • Debes sumar a tu carácter Paciencia y Perseverancia. Debes saber esperar y debes saber persistir hasta alcanzar lo que quieres, sin importar los fracasos
  • Los anuncios dicen “compre ahora y pague después”. Pero tú debes hacer un compromiso personal de ahorrar primero y comprar después.
  • Comprometerte a nunca comprar a crédito algo que pierda valor con el paso del tiempo

 

El espíritu independiente

  • La gente que más te ama es la gente que también está dispuesta a decirte las cosas más difíciles
  • Debes estar dispuesto a escuchar
  • Debes elegir algunas personas de absoluta confianza con quien puedas ser transparente en tus manejos económicos
  • No hay nadie en este mundo que quiera más tu éxito que tu propia esposa. Ellas tienen una relación especial con Dios y a veces lo escuchan mejor que nosotros. Aquel que se niega a escuchar a su esposa, está desechando el 50% de la sabiduría de Dios
  • Además de tu esposa, deberás buscar el consejo de tus padres. Ellos tienen algo que tú no tienes: la experiencia
  • Debes buscar también el consejo de hombres honestos, íntegros y que tengan un buen corazón
  • Debes buscar también el consejo de hombres sabios en el área específica en la que necesites tomar tus decisiones económicas
  • Compromete a buscar ayuda al comienzo de la crisis y no cuando la crisis está avanzada

 

La mente desorganizada

  • Necesitas ser el amo de tu dinero. Controla el dinero o él te controlará a ti. El dinero es muy buen esclavo, pero es un amo muy cruel
  • Debes tener orden en tu vida económica
  • Debes tener un plan, pues los planes del diligente llevan a la abundancia
  • En todo momento debes conocer el estado financiero de tus negocios y de tu casa
  • Debes saber cuánto dinero ha entrado y cuánto ha salido y a dónde se ha ido
  • Escribe todos los gastos, hasta los más pequeños. Agrúpalos en diferentes categorías
  • Asegúrate que sabes cuales son los gastos de tu negocio y de tu casa y luego coloca límites para la cantidad de dinero que se debe gastar en cada área
  • El propósito del orden es información y la información es poder. Información, para saber exactamente a dónde se va el dinero de la casa. Poder, para saber que decisiones necesitas tomar y cómo tomarlas
  • La mayoría de las personas tienen el mismo problema: gastan más de lo que ganan. Ese número negativo significa que vas a tener que hacer algunos cambios importantes: O bajas tus gastos o incrementas tus ingresos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *