Un ritual matutino: La forma más fácil de aumentar tu productividad (productividad personal, ser feliz, motivación personal)

Si eres de las personas que se levanta todos los días y simplemente se baña y se viste para luego irse de inmediato a trabajar, déjame decirte que tú podrías mejorar tu productividad con el solo hecho de agregar unas pocas y sencillas actividades antes de irte a trabajar.

Muchos le llaman el ritual matutino. La gran mayoría de los empresarios y hombres de negocios exitosos tienen un ritual matutino. Es una serie de actividades que hacen todos los días justo después de levantarse que les ayudan en su productividad personal, en su motivación personal, y en eso que todos buscamos (ser feliz).

Yo recuerdo bien al menos un par de ocasiones que por no programar el despertador la noche anterior, se me hizo tarde y me fui corriendo al trabajo sin realizar mi ritual matutino. Esos días me sentí menos preparado, más vulnerable durante todo el día, como sintiendo que me faltaba algo importante.

A continuación te menciono algunos ejemplos de esas actividades que pueden formar parte de un ritual matutino:

  • Tomar una ducha sin prisa: Ayuda a despertar mejor y es una de las mejores terapias anti estrés
  • Tomar un gran vaso de agua: Es importante, ya que siempre amaneces algo deshidratado debido a que en todo el periodo nocturno no bebiste nada de agua.
  • Salir a respirar aire puro: Además de los alimentos, vivimos del aire que respiramos, oxigenarse bien es muy beneficioso
  • Hacer 20 minutos de ejercicio: El ejercicio libera endorfinas, fortalece tus músculos, te hace sentir mejor en general
  • Leer algo inspirador: Brian Tracy nos dice que lo primero que entre a nuestra mente sea algo inspirador, de calidad. Nos recomienda dejar los noticieros y el periódico que siempre nos bombardea con malas noticias.
  • Meditar, Orar, Agradecer: Estos hábitos tienen gran beneficio sobre nuestra mente y nuestras emociones, reduciendo significativamente el estrés diario
  • Desayunar bien: Lo primero que entre a nuestro cuerpo también debe ser algo de calidad, como un buen jugo de naranja por ejemplo. Es mejor ir ya desayunado al trabajo, que andar buscando el tiempo allá para hacerlo.

Se empieza agregando una actividad, después otra, hasta agregarlas todas o casi todas a tu rutina matutina.

Como alguien dijo “un buen comienzo augura un buen final”, o “lo que bien comienza, bien acaba”. Así los expertos aseguran que la calidad y la satisfacción de tu día son directamente proporcionales a la forma como lo inicias.

Tienes ya un ritual matutino?  Te animas a incorporar algunas de éstas actividades?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *