Lean manufacturing o Six sigma? 4 claves para saber qué tipo de proyecto se necesita (Filosofía Lean, Seis Sigma)

Si tú eres el Coordinador de proyectos en tu empresa, o simplemente si estas en una posición de liderazgo o gerencia te habrán hecho ya la siguiente pregunta: necesito un proyecto lean (Filosofía Lean) o un proyecto Seis Sigma?. Lean y Six Sigma son dos metodologías independientes, la primera usa principalmente el método PDCA (plan, do, check, act) y la segunda el método DMAIC (define, measure, analyze, improve, control). La experiencia nos ha mostrado que mezclarlas dentro del mismo proyecto resulta en más inconveniencias que en buenos resultados. Por eso es importante que desde el inicio se distinga bien cuál es el tipo de proyecto que se requiere para un problema u oportunidad en específico.

A continuación te comparto 4 claves para ayudarte a escoger entre un proyecto Lean y uno Six Sigma.

  1. Asegurarse que no se trata de un Just Do It: La primera clave es considerar que muchas veces el que te pregunta por el tipo de proyecto ya conoce la solución del problema. En este caso no se necesita un proyecto Lean ni Six Sigma, sino simplemente implementar la solución y documentarla de una manera formal.
  2. Realmente se conoce ya la solución?: En ocasiones aun y cuando te dicen que ya conocen la solución, si los empiezas a cuestionar un poco, rápidamente te das cuenta que solamente tienen una idea no probada de una posible solución. Esto por un lado es bueno porque esa idea de solución motivó a la persona o al equipo a iniciar un proyecto de mejora, lo malo es que el líder o el equipo pueden estar sesgados o inclinados hacia esa posible solución durante todo el proyecto lo cual les va a impedir ver otras soluciones mucho mejores a las que ellos tienen en mente. Hay que tener la humildad y la buena disposición para reconocer que lo que tenemos es solo una idea inicial y que con el desarrollo del proyecto vamos a encontrar muchas ideas más a las que estaremos abiertos.
  3. Rapidez o Calidad?: Una vez que comprobamos que no se trata de un Just Do It, lo primero que hay que preguntarse es si el problema o la oportunidad en cuestión está relacionada con agilizar procesos o reducir tiempos de ciclo, si este es el caso, un proyecto Lean es la mejor opción. Por otro lado, si lo que se busca es eliminar o reducir defectos o errores, un proyecto Six Sigma es el más indicado. Qué pasa si se necesitan las dos cosas? En ese caso hay que definir cuál es la más importante y en base a ello escoger el tipo de proyecto. Hay que tener en mente que con la metodología Lean también se pueden reducir defectos y que con Six Sigma se pueden reducir tiempos de ciclo, sin embargo sus fortalezas son lo opuesto (Lean para tiempos de ciclo, Six Sigma para defectos).
  1. Que metodología tiene tu empresa?: Existen empresas que solamente tienen Lean Manufacturing y otras que solo tienen Six Sigma. Si tu empresa está preparada solamente con Lean, pues adelante, usa Lean! no importa qué tipo de problema vayas a atacar. Tanto Lean como Seis Sigma tienen una gama muy amplia de herramientas para atacar casi cualquier tipo de problema. No esperes más y manos a la obra!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *